fbpx Prevención de la acidez y la dieta | Mylanta®

Prevención de la acidez y la dieta

Mejorar la alimentación es uno de los cambios en nuestra vida que pueden ayudar a prevenir la acidez. Como recompensa adicional, una buena dieta puede reducir los kilos de más que empujan los ácidos del estómago hacia el esófago. No todos estos consejos para prevenir la acidez podrían ser adecuados para Ud. Recuerde consultar al médico antes de empezar una dieta especial.

Preste atención a lo que consume
Reducir ciertos alimentos, bebidas y otras sustancias puede prevenir la acidez. Eso es porque algunos alimentos estimulan la sobreproducción de ácidos en el estómago. Otros debilitan o relajan el esfínter esofágico inferior (EEI), que es la sección de músculos que normalmente conservan los ácidos en el estómago.


Ponga en práctica algunos de los consejos siguientes para ayudar a prevenir los síntomas de la acidez:

  • Evite los cítricos, los productos de tomate y otros alimentos ácidos. Trate de comer pastas con salsa de pesto, y obtenga su vitamina C del brócoli, los pimientos dulces y las papas.
  • Reduzca los alimentos grasosos. Coma más verduras, frutas no cítricas, aves sin pellejo y pescado. Los alimentos fritos, altos en grasa y condimentados pueden estimular la producción de ácidos en el estómago.
  • Evite la leche de vaca. Beba sustitutos como la leche de soya y de arroz. Los productos lácteos pueden contribuir a una gama de problemas digestivos de salud, especialmente si Ud. es intolerante a la lactosa.
  • Rebaje su consumo de cafeína. Beba jugos de frutas no cítricas (manzana, uva, etc.) y tés herbarios calientes o fríos.
  • Deje de fumar. Hable con su médico sobre la mejor manera de dejar el hábito.
  • Reduzca su consumo de alcohol. Mejor beba cerveza sin alcohol y vino. Beber menos también elimina las calorías vacías del alcohol.
  • Preste atención a lo que come. Una parte importante de la prevención de la acidez es prestar atención a cómo, qué y cuándo se come.
  • Consuma comidas más pequeñas y más frecuentes. Comer de cuatro a seis comidas más pequeñas cada día (en lugar de dos o tres más grandes) puede reducir la cantidad de ácidos en el estómago.
  • Coma lentamente. Comer demasiado rápido puede producir acidez.
  • Coma menos. Más comida en el estómago puede producir más ácidos que pueden propagarse hacia el esófago. Otro beneficio de no comer demasiado es que podría ayudarle a bajar de peso.
  • Cerciórese de tener el estómago vacío antes de acostarse. No coma ni beba nada que no sea agua en las dos o tres horas antes de ir a la cama.
Share CloseEmail to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest